jueves, 24 de marzo de 2016

El Santo Cristo de Adsuara: imponente, clemente y piedad

Noticia

El Santo Cristo del Monumento de Navarra 
 el día de Viernes Santo de 2016.

En el Monumento de "Navarra a sus muertos en la Cruzada" situado en Pamplona, ciudad que ostenta la capitalidad del viejo Reino de Navarra, se conserva un Santo Cristo monumental que es una verdadera obra de arte. De grandes medidas, para ser contemplado desde todos los ángulos de la basílica de la Santa Cruz situada en el interior de dicho hermoso monumento, fue tallado por un gran artista, escultor y académico, Juan Adsuara Ramos (1891-1973).


La Hermandad de Caballeros Voluntarios de la Cruz, que es canónica y fue fundada por Mons. Marcelino Olaechea Loizaga el 26-XII-1939, lo custodia con un gran cariño y devoción en su cripta. Lo ha restaurado dos veces. Qué ocurrió con dicha basílica lo hemos explicado varias veces en este Blog en el año 2015.


Dicha Hermandad también fue la fundadora o pionera inmediata de las Javieradas, por disposición de Mons. Olaechea, conocidas ya por el mundo entero. Como los Sanfermines, aunque alguno se empeñe hoy en cambiarles a estos de nombre.


Como no existe hoy sin ayer, hay algunos que expresan su enemistad contra dicha cripta, dicho Cristo y dicha Hermandad. Lo han realizado varias veces: algún día las enumeraremos con detalle. Recientemente lo han intentado de nuevo. Allá ellos. Sepan que esta Hermandad no la componen hombres cobardes ni timoratos, y que goza la simpatía de mucha gente de Navarra y de toda España. Parece mentira que tengamos que expresarnos así a las alturas del año 2016.


Sirva esta noticia para poner al corriente al gran público de lo que se "cuece" en Pamplona. Ojos abiertos.



Es un Santo Cristo vivo, en el supremo momento de suplicar al Padre clemencia para sus verdugos y 

a punto de entregar su alma. Vela por la imagen la HCVC. Foto:JFG2016
Leyenda junto a la imagen monumentos del santo Cristo.
Información al posible visitante. 
Foto:JFG2016

Foto:JFG2016

Una de las Cruces que llevaron los Tercios de requetés
en la última Cruzada -porque lo fué-. El olivo de Domingo de Ramos y,
al fondo, el Santo Cristo de Juan Adsuara. Creo que fue la imagen del Tercio
de San Fermín, precisamente en el que sirvió aita Teodoro
.
In hoc signo vinces, significa Con este signo vencerás.
Dos cruces igual que ésta se llevaron a la Javierada de 2016, y varios peregrinos estaban
encantados de verlas porque... sabían su preciso significado. Foto:JFG2016
La HCVC es propietaria de un conjunto escultórico de La Piedad, que puede admirarse en la parroquia de Cristo Rey, adjunta a dicho monumento. No se ubicó en sus capillas laterales de dicho monumento porque éste era votivo y no admitía otra imagen que la del crucificado. 

José Fermín Garralda Arizcun
Cronista de la HCVC
Jueves Santo, 24-III-2016

Imágenes propiedad del autor del artículo. No pueden tomarse sin su permiso, a diferencia de lo realizado por el autor o la editorial del reciente libro titulado El corralito Foral


domingo, 20 de marzo de 2016

La Semana Santa en Pamplona, austera pero recogida y vivida

NOTICIA


          ESTA MAÑANA a las once y media, ha tenido lugar la procesión de Domingo de Ramos en la ciudad de Pamplona. Se ha concentrado en la plaza de Santa María la Real, de la que ha partido tras las palabras del orador sagrado y la lectura del Evangelio. Abría el paso un coro de niños, una representación de la figura de Jesús sobre un pollino acompañado jubiloso del pueblo de Israel -este carácter de júbilo no lo hemos visto representado en manera alguna, lo que es muy propio de la seriedad de las buenas gentes del lugar-, y el Paso de Semana Santa. 
          La procesión ha recorrido la calle de la Merced, la calle Compañía, y la parte final de la Calle Curia hasta el atrio de la S. I. Catedral. Los niños han pasado un buen rato fotografiándose con la representación de Jesús sobre el pollino. 
          Había muchos fieles y ciudadanía. Muchos seguían detrás del Paso. El Sr. Arzobispo desfilaba serio, como introduciéndose en la Semana Santa hasta las puertas de la Misericordia. 

En el Atrio de la S. I. Catedral de Pamplona
Entrada de Jesús en Jerusalén


          Es el primer Paso de la procesión de Semana Santa, aunque es el tercero en salir porque le precede el traslado de La Dolorosa y el Cristo alzado.
          Este Paso es relativamente reciente, pues tiene casi un siglo de historia. Fue encargado en 1924 a un escultor de la tierra. Se trataba del escultor pamplonés don Ramón Arcaya.
          El encargo artístico-piadoso lo realizaron dos Hermandades pamplonesas: la Hermandad de la Pasión y la Hermandad de Labradores. El objetivo era sustituir el Paso de "La Despedida", propiedad de esta última Hermandad de Labradores.


          Sólo quedan las tres figuras de las cinco que componían el Paso. Jesús en la parte central, seguido de un joven y un adulto barbado ambos de amplias vestiduras. Las dos figuras de adelante, una inclinada y otra levantando una criatura, fueron suprimidas para poder contemplar fácilmente al figura principal. 
          Según el libro de la Hermandad, mide 4, 25 m. de altura, 2,60 m. de ancho y 3, 55 m. de largo.
          El Paso costó 11.000 pesetas, cuyo coste se cubrió con una suscripción popular.
          Posteriormente hubo algunas mejoras, cuando en 1951 se inició la procesión de Domingo de Ramos. Fueron cambios secundarios, como la instalación de andas para un paso más bien ligero, obra del arquitecto pamplonés y carlista don Víctor Eúsa, encargándose el retocado de la policromía al pintor valenciano Ramón Stolz, que también tuvo el encargo de pintar la inmensa bóveda del Monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada (inadecuadamente llamado "Los Caídos") con preciosas escenas de la Historia de Navarra
Entrando en la calle Compañía, donde estaba el Seminario Episcopal con la parroquia de Jesús y María, convertida hoy en albergue, y el antiguo colegio de La Compañía de Jesús antes de su inicua expulsión de 1766. 
La delicia de niños y padres



José Fermín Garralda Arizcun
Pamplona/Iruña, 20 de marzo de 2016
Domingo de Ramos

Fotografía: el autor 2016

Prohibida la reproducción.

sábado, 12 de marzo de 2016

"La Dolorosa" en la devoción de Pamplona (cofradía de Nuestra Señora de los Dolores)


NOTICIA

El pueblo de Pamplona con su alma viva en La Dolorosa. 
En desagravio.
Al final de la cuesta de la calle Curia, enfrente del atrio de
la S.I. Catedral de Pamplona.
Obra de Rosendo Nobas (Barcelona, 1838-1891).
ASÍ REZA La Dolorosa... Así reza con Ella el pueblo de Pamplona... Este vienes, 11 de marzo de 2016, nuestra gente, nuestros paisanos han salido a la calle a acompañar a La Dolorosa desde la parroquia de San Lorenzo hasta la S.I. Catedral. 
La calle estaba llena de pamploneses en su recorrido por los antiguos burgos de San Cernin y Navarrería: calle Mayor en su prolongado recorrido, Bolserías, plaza Consistorial, Mercaderes y, al fin, la costosa calle Curia empujando cuesta arriba. 
Un largo recorrido cuajado de personas de toda edad y condición, con gente que portaba hachones -hachas- y velas encendidas, símbolo de su fe, recorrido lleno de fotógrafos que quieren perpetuar el recuerdo de la Señora en su dolor y acompañamiento por sus hijos.

Interior de la catedral , con sus tres naves abarrotadas de fieles
Ayer día 11 e inició el septuagenario de La Dolorosa
La música, solemne y acompasada, acompañó al Paso de La Dolorosa tan unido al pueblo pamplonés, durante todo el recorrido. El Ilmo. Sr. párroco de San Lorenzo cerraba la procesión acompañado de dos coadjutores. Sus trajes sagrados eran de luto como el hermosísimo manto bordado en oro de nuestra Señora de los Dolores.

Subiendo con el Paso a cuestas por la cuesta de la calle Curia
La Dolorosa es un Paso procesional cuyo patrono es el M.I. Ayuntamiento de Pamplona.
Asistieron al traslado algunos concejales, y faltaron otros así como
el señor alcalde de la que fue Muy Ilustre Ciudad.
Los gobernantes no están a la altura de lo que es toda una ciudad en
su tradición y devociones como la de Pamplona.
Los que no sientan sus colores se han convertido como en meros residentes.
Los pamploneses asistentes seguramente que rezaron para que Ella proteja a su ciudad. 
Decimos que esta procesión es un desagravio de hecho, porque el Deán de la catedral de Pamplona, Ilmo. Sr. don Carlos Ayerra Sola, en sus preciosas y reconfortantes palabras dirigidas con firmeza y elegancia a los fieles que abarrotaban la catedral, se refirió a las ofensas y ultrajes que Nuestra Señora ha recibido en nuestras calles. No nombró suceso alguno, pero teníamos en la cabeza y en el corazón la profanación realizada contra La Dolorosa llevada a cabo por un grupo de desalmados por las calles de Pamplona el día de carvaval, de lo que nos hemos hecho eco y protestado en este Blog. 

Entrando a la plaza Consistorial. Al fondo la parroquial de San Saturnino. 
Bonito, bonito manto llevas, Señora. 
Habrá extrañado al lector que esta secuencia fotográfica vaya para atrás.
El Paso de La Dolorosa a comienzos de la calle Mayor, junto al palacio del Condestable del Reino de Navarra.
La Señora, en su dolor, pasa delante de la casa  que muestra el escudo
 nobiliario del Reino de Navarra
perteneciente a los Alcatarena de Garayona, en la Calle Mayor nº 16. 
Este escudo de Armas es el emblema de la hidalguía colectiva 
de los naturales vecinos del Valle de Aézcoa (Martinena Ruiz, 1997).
Armarri hau Aezkoa ibarrean sortu eta 
bizirikoei dagokien elkar attunen semetzaren ikurra dugu.
Nuestros emblemas y escudos, pendones y banderas, 
nuestros pobres corazones que buscan misericordia, 
se cobijan todos ellos al amparo de la mirada fiel y cariñosa de la Madre. 

Esta imagen -cabeza y manos- la esculpió el artista Rosendo Nobas, que nació en Barcelona en el año 1838 y falleció en 1891. Fue discípulo de Valmitjana, autor del impresionante Cristo yacente del Paso de la procesión de Pamplona. Parece que de toda su obra, la cabeza de la Soledad sea su mejor trabajo. De su calidad deja constancia el arqueólogo francés Marcel Dieulafoy (Baleztena, 1987), crítico de arte de reconocido prestigio. 

Esta imagen no es la primera Dolorosa venerada por los pamploneses, pues en la parroquia de San Agustín existía, desde tiempo inmemorial, una imagen de La Dolorosa al pie de la Cruz, recogiendo con trágica expresión el cuerpo de Su divino Hijo. Las campanas tocan a muerto y el gesto de los que aman se repliegan, aturdidos, entorno a la Señora.  
Saliendo de la parroquia de San Lorenzo, al final de la calle Mayor
El el presbiterio de enrejado renacentista se encontraban
banderas de Hermandades y Cofradías y
algunos concejales del M.I. Ayuntamiento de Pamplona. 
Los pamploneses abarrotaron el templo catedralicio, gótico de tres naves. 
José Fermín Garralda
Pamplona, 12-marzo-2016

VV.AA., 1887-1987. Centenario Hermandad de la Pasión del Señor, Pamplona, CAN, 1987, 165 pp., pág. 51-56. El autor de este trabajo ha colaborado con el capítulo: "La vida religiosa del Ayuntamiento de Pamplona. Siglos XVIII y XIX", pág. 111-163. 

Imágenes: propiedad de J.F.G.2016
Vid. también elirrintzi.blogspot.com